PREMIO PRINCIPE DE ASTURIAS DE LA CONCORDIA 1998
Martes, 23 Enero 2018 10:13

Mi experiencia en Hombres Nuevos por Laura Guardiola Cristóbal, voluntaria. (España Julio 2017)

Valorar este artículo
(0 votos)

foto Laura Guardiola CristobalHombres Nuevos llegó a mis oídos, como a los de otra mucha gente, por la boca entusiasmada de quien ha conocido y vivido la obra del Proyecto Hombres Nuevos en el barrio Plan 3000. El voluntariado en Hombres Nuevos te cambia, pero da igual las veces que te lo digan; hasta que no lo vives no lo puedes entender.

Antes del voluntariado te preguntan cuáles son tus motivaciones; si es tu primera vez, no sabes cómo expresar ese impulso que te lleva a coger un billete a Bolivia y marchar por un tiempo más largo o más corto. Ayudar, aportar mi granito de arena… son expresiones que decimos antes de partir, pero a la vuelta te das cuenta de que la experiencia es mucho más que eso. Al llegar entiendes mejor el concepto, tan acuñado en HH.NN, de “nunca para el pobre, y siempre con el pobre”. Porque eso es HH.NN; son oportunidades, educación, ocio sano, cultura y belleza para todos; es salud y dignidad; son valores, conciencia social, amor por el prójimo, fraternidad y compromiso con el pobre. No es asistencialismo, no es caridad, no son regalos.

HH.NN no es una ONG como las demás, aunque en mi opinión es lo que toda ONG debería ser: una organización de, por, para el boliviano. Que conoce sus necesidades y a su gente, valora a las personas, cree en que su país se puede valer por sí mismo, cree en el potencial y la riqueza de las personas que lo forman, y trabajan por hacer ver a la gente que en sus manos está la posibilidad de un futuro mejor. Que con esfuerzo, creatividad, espíritu crítico y trabajo en común, se puede llegar muy lejos, y se dedican a dar las herramientas para que nazca de cada boliviano el querer un futuro mejor y no conformarse con la pobreza, las condiciones de vida, la corrupción, la dejadez del gobierno. Esta forma de ver la cooperación al desarrollo se plasma a la perfección en esta nueva etapa del proyecto, protagonizada por un grupo de personas con un corazón enorme, talento, creatividad, inteligencia y compromiso con los que más lo necesitan, en un país consumido por las injusticias. Personas a las que HH.NN ha dado oportunidades en la vida, que en algunos casos les ha permitido cambiarla y mejorarla, y quieren seguir trabajando porque muchas personas puedan tener las mismas oportunidades que han tenido ellos.

El voluntariado en HH.NN te permite conocer una nueva cultura y a un grupo de personas que; como suele ocurrir en viajes tan intensos y con tantas vivencias y emociones como este; en poco tiempo se convierten en buenos amigos, y sientes que les conoces de toda la vida. Como voluntario extranjero, nunca sabes antes de venir cómo te van a acoger, y puedes tener miedo de encontrar un rechazo al voluntario europeo; pero lo que te encuentras son personas que te acogen en su hogar, te abren sus puertas con los brazos abiertos, te hacen sentir parte de su día a día, te muestran con entusiasmo (y mucha paciencia) su cultura, te hacen sentir parte de una familia, y te enseñan a ser más feliz. Llegas aquí con la intención de dar, de trabajar por mejorar la situación de un país, desgraciadamente, a la cabeza del índice de pobreza Sudamérica. Lo que no sabes, es que aunque quieras dar y ofrecer, vas a recibir mucho más.

Colaborar como voluntaria en el Proyecto me ha permitido crecer como persona, aprendiendo a deshacerte de lo superfluo, a sembrar, y a ganar corazón. Pero también me ha permitido crecer como estudiante y profesional; trabajando en el Área de Microempresas he podido aplicar y aportar los conocimientos que he aprendido a lo largo de la carrera, y conocer de primera mano las necesidades de los microempresarios de países en desarrollo, ayudándome en un futuro enfoque de mi profesión dirigido a la cooperación.

Se dice que a dónde vas, dejas un pedacito de ti, y te llevas otro pedazo del lugar, aquí en HH.NN, aunque quieras dejar más de lo que te llevas, es inevitable volver con mucho más de lo que viniste. Por ello, invito a todas las personas; voluntarios, miembros de otras ONG’s, políticos; a pasar por aquí, con la mente y el corazón bien abiertos, con ideas, ganas de buscar un futuro mejor, más justo e igualitario para todos.

Leído 95 veces Modificado por última vez el Martes, 23 Enero 2018 10:13
Más en esta categoría: « Adrián Gómez (España. Junio 2013)